DRM

Se fué.

La ví marcharse, no la quise detener,
Pensé que no la iba a perder,
Fue el peor error que pude cometer,
Quien iba a decir que el silencio puede doler,

Que tu ausencia sabría tan amarga.
Ahora tus recuerdos a mi felicidad embarga,
Al ver que otro con tus caricias carga,
Que otro te hace sonrojar con halagos

Y en mis ojos solo se forman dos lagos,
Por no decir lo que en verdad sentía,
Que por ti yo daría lo que fuera; Hasta la vida,
Pero solo son palabras sin cabida en tus oídos.

Me ate dos hilos, para levantar mi sonrisa
Pero se cae hasta con la más ligera brisa,
Soy un loco, ahora que no estás te pongo atención,
Te escribí una canción por cada momento y solo está te dedico.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.