Dulce

El gozo de la sal

 

Un horizonte vacío

quedó entre tú sol  y el mío

las aves enmudecieron

temerosas de cantar

un amor se ha perdido

ya no se oyen los gemidos,

se susurraban al oído

las tímidas caracolas

cuando se orilló el mar.

Y queda alguna huella

en la piel de las estrellas

en la mirada de arena

en el gozo de la sal

y se obstina la memoria

observando el horizonte

en cada luna llena

un suspiro se evapora

y salpica al recordar.

 

Comentarios8

  • kin mejia ospina

    En la embriaguez del silencio te leeo poeta encantadora.

    • Dulce

      Gracias Kin Mejía por tu comentario,abrazo

    • bonifacio

      Evocadoras palabras que hablan de un recuerdo imperecedero.
      Boni

      • Dulce

        Gracias por leerme Boni, abrazo

      • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

        Que bellos versos.

        Me encantaron.

        Un fuerte abrazo de osito.

        • Dulce

          Gracias Fabio por pasar, abrazo de osita

        • Pedro Ruiz Lopez

          Que tiernos sentimiento plasmados con bellos versos.
          Saludos y un abrazo.

          • Dulce

            Gracias Pedro por leerme,abrazo

          • David Arthur

            ......y se obstina la memoria

            observando el horizonte

            en cada luna llena

            un suspiro se evapora

            y salpica al recordar.........Hermosas letras en tu poema Dulce.

            Un abrazo en la distancia,
            David

            • Dulce

              Gracias David por pasar, abrazo grande

            • el Guardián de la Yama

              Nada se ha ido
              Tu Amor sigue contigo
              Y mas vivo que nunca
              Eres tu misma
              No yores mas
              Es asi la vida
              Y, es verdad, eres única
              Entre toda la humanidad

              • Dulce

                Gracias Original Oriflama por pasar, abrazo

              • el Guardián de la Yama

                Gracias a Ti
                Vivas Siempre

              • el Guardián de la Yama

                Un abismo se abre entre dos
                Dos caminos: uno opuesto al otro
                Uno sube y otro baja
                Pero quien se para

                • Dulce

                  Gracias por volver :)

                  • el Guardián de la Yama

                    Siempre encantado, Dulce elemento



                  Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.