El Quijote de la Rosa

Otoño...

Cae la tarde, el riachuelo canta,

su melodia envuelve las hojas que llevadas por el viento bailan en remolino, danzan locamente hasta  reposarse con dulces suspiros en la verde pradera.

Los arboles desnudan su manto de rojo rubor. Otros se quitan sus amarillentas vestimentas y los mas audaces se desvisten de sus hojas marrones y cobrizas dejando al descubierto sus desvalidas y harapientas ramas .

Cae la tarde, el sol se pierde entre los picos de las montañas, dejando en penumbras la pradera cubierta por su manto de hojas coloridas que suspiran su ultimo aliento , que recuerdan la primavera que las vio nacer y el calor que les regalo el verano sonrien y danzan de aqui para alla, viven su ultima hora feliz antes de que el otoño les anuncie que solo son, hojas muertas.

El Quijote de la 🌹

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.