Luis E. Calderon Romero

Pro nobis.

Percibimos el mundo

en un grano de trigo,

en la risa de un niño,

en la luz de la luna

o en una fosa abierta.

 

En el trino de un pájaro

el balar de una oveja

en las cosas actuales.

y en las otras,

ya viejas.

 

Los que vemos al mundo

como un gran corazón

que late con cariño

aun,

sintiendo dolor.

 

En este mundo nuestro

que otros ven con los ojos

lo vemos con el alma

palpando,

sus despojos.

 

Esto no lo enseñó

ni el monje más asceta,

los hermanos del vate

son,

los otros poetas.

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.