Eduardo Contreras Contreras

Ayeres


Ayeres inmerso entre tristeza y luto.

Precipicio de este mimo que calla ante tu cinismo.

Disfrazes seran refugio, llevo de amuleto

y vicio tu amor, temo

el adiós, sera otro mañana 

ese perdón que mi alma clama.

Cruel ángel de piel es insulsa tu indiferencia y me daña

quise olvidarte y termine adorándote dama.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.