donrevis

EXÉGETA

EXÉGETA

Y atrapado en el centro está el poeta,

exégeta del libro de la vida,

ejerciendo, a su pesar, de druida,

en labor analítica y discreta,

alentando la cordura y la medida.

 

Un libro dispar e impredecible,

con renglones desiguales e inconexos,

con borrones, tachones, trazos gruesos  ….

un rimero de historias increíbles 

que alternan el acierto y el exceso.

 

Con páginas repletas de renglones

impecables, derechos, congruentes,

que hablan del buen hacer de mucha gente,

con historias de muchos corazones

que bebieron del amor y de sus fuentes.

 

Y otras muchas, escritas color rojo,

que hablan de miserias, de hambres, guerras,

de avaricia, de puertas que se cierran,

y que inundan de lágrimas los ojos

al sentir el dolor que ellas encierran.

 

Con páginas en blanco por pandemias

que paralizan el transcurrir del mundo,

que lo vuelven un valle gemebundo

de triste fin si nadie lo remedia,

todo un borrón fatídico y rotundo.

 

Y mientras el poeta, confundido,

intentando leer sus entresijos,

rebuscando a su musa en escondrijos

entre brumas, estrépitos y ruidos,

por llevarla, de ruinas, al cobijo.

 

Intentando componer algún consejo

para hacer el vivir más transitable,

intentando entrever la cara amable

de este libro que nos pone ante el espejo

de la vida, de forma inevitable.

 

Jose Cruz Sainz Alvarez

Octubre de 2020



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.