isabel.

Dueña de nada

                                              Mi siembra de flores,

                                              deslumbrante a mis ojos

                                              cientos colores,y formas

                                              me miran,y bailan a la suave 

                                              brisa,me hablan de vidas,

                                              que nunca,llegase a discernir,

                                              Cual dueña del mundo,

                                              me acerco,acecho, queriendo

                                                tomar,tal belleza,infinita

                                              Cuando mi mano,aprieta ,

                                              salvaje,tal tallos,quito rápidamente

                                             los custodias clavan sus

                                             lanzas,feroces,en mi carne.

                                            salvando,sus diosas.

                                            Espinas gigantes,se esconden,

                                            sigilosas,mezcladas,con las diosas. 

                                            

                                            

                                                                                        

Comentarios4

  • Luis A. Estable

    El principio del poema introduce una persona, pero de repente existe una personificacion sin claridad a que pertenece, a las flores, los colores o las formas pues una o todas de ellas suelen hablar.
    El poema es algo no muy inteligible

  • argantonio

    El mundo sin flores sería un planeta desconocido. Saludos

  • JAVIER SOLIS

    Todos tenemos un sueño ser dueños de algo
    pero como el color de las flores no pertenecen a nadie más que a ellas
    podemos tocarlas , mirarlas y hasta arrancarlas pero jamás seremos dueños de nada.
    Hermoso poema mi buena amiga
    Con super cariño
    JAVIER

  • Violeta

    Es muy grato volver a leerte sese y con este mágico poema que trae aroma a frescura. Te saludo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.