Jorge Horacio Richino

QUIZÁS HAYA QUE AGRADECER


AVISO DE AUSENCIA DE Jorge Horacio Richino
"Que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos, que el viento sople siempre a tus espaldas, que el sol brille cálido sobre tu cara, que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y, hasta tanto volvamos a encontrarnos, que Dios te guarde en la palma de su mano".

 

 

¿No se si quiero contarlo...

si es buena o mala la racha?

... Tanto tiempo en la covacha

que no se como llevarlo.

 

Quizá en lugar de quejarme

tenga algo que agradecer,

pues por este padecer

acaso logré salvarme.

 

Es así, cual lo relato,

pues solo y en este encierro,

me salvé me muerda un perro

o que me arañe algún gato.

 

Evité mil infecciones

al permanecer en casa,

me libré del sol que abrasa

que puede causar lesiones.

 

El contacto con la gente

pide cada día más;

si hasta, quien sabe, capáz,

esto es lo más conveniente.

 

No me amontoné en el tren

ni viajé todo apretado,

podría haberme apestado

y no me hubiera hecho bien.

 

De cuántas cosas malignas

hube de haberme librado,

y hoy me siento desolado

frente a mi conducta indigna.

 

No obstante aborrecí la hora

en que cayó esta pandemia,

y nos puso en "cuareterna"

... y las plumas de la lora.

 

¿Será este encierro podrido

que me tiene fastidiado,

o estaré desconcertado

por tan desagradecido?

 

 

 

 

Jorge Horacio Richino

Copyright.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.