Manuel Bast

El quijote del sur (glosa)

 

 

Bajo el ardiente luminar del trópico,
como el hidalgo Caballero Andante,
jinete en ilusorio rocinante,
sueña don Ñuflo con un pais utópico.

- JAVIER DEL GRANADO - 

 

 

Vistióse el don de la hacienda, con prenda
del andaluz cabalgante, no es tópico
que en estos sures calientes, la gente
cubra su cuerpo en metales, y aliente
a que un mozo regordete le atienda

bajo el ardiente luminar del trópico.

Dirigióse hacia el espejo y perplejo
se admiró de su semblante elegante,
hizo pasear por su testa, infesta,
su doncella Dulcinea, la honesta,
imaginóse en cortejo aquel viejo

como el hidalgo Caballero Andante.

Encaminóse pesado y cansado
pero a paso petulante, arrogante,
hacia el patio del ordeño y en sueño
vio tan brioso un burriquillo cenceño
que de corcel ha tomado y montado,

jinete en ilusorio rocinante.

Volvióse el cuerpo agotado, diezmado,
de aquel sueño psicotrópico, hipnótico,
y en su hamaca urdió otra fiesta, compuesta
de otros sueños y pensares, la siesta
ya poco que ha terminado y sentado

sueña don Ñuflo con un *pais utópico.

 

Observaciones: pais:  escrito sin tilde forma parte del lenguaje coloquial suramericano.


 

Comentarios16

  • Alejandro Diaz Quero

    Que maravilla de glosa nos regalas paisano,para rendir homenaje a Javier del Granado,quien se debe sentir muy honrado en el plano donde se encuentre.un gran abrazo.

    • Manuel Bast

      Muchas gracias estimado poeta, amigo y paisano. Tu comentario me honra en gran manera.
      Precisamente ahora que Bolívia está en las noticias del mundo quisé desempolvar esta vieja glosa y tributarle honores a Bolívia y a los bolivianos en las mismas palabras de uno de sus hijos predilectos y el que mayor honra le ha dado en el campo literario.
      Siempre un gusto tenerte por acá paisano
      MANUEL

    • Lucía Gómez

      Magnífico poema!!!- Mis respetos, poeta. Un gusto venir a disfrutar de sus letras.

      • Manuel Bast

        Honrado yo de tenerla por los espacios de este su servidor, dejando su gentil huella.
        Mis respetos para usted y para su inspirada pluma.
        Que esté bien y le reitero mi agradecimiento
        MANUEL

      • vogelfrei

        Volvióse el cuerpo agotado, diezmado,
        de aquel sueño psicotrópico, hipnótico,
        y en su hamaca urdió otra fiesta, compuesta
        de otros sueños y pensares, la siesta
        ya poco que ha terminado y sentado
        sueña don Ñuflo con un *pais utópico.


        querido amigo Manuel, me maravillo, en verdad una genialidad, gracias por tan grato placer que me das al leerte.

        • Manuel Bast

          Gracias a ti siempre amigo por valorar mis humildes escritos desde la óptica tan sincera de tus palabras, por eso poeta te voy a agradecer siempre asi suene redundante.
          Un abrazo y te deseo mucha salud y bendiciones
          MANUEL

        • SOY.-

          Admirable. Felicitaciones
          Un placer leerte
          Abrazo

          • Manuel Bast

            Gracias estimado poeta y amigo José, viniendo de tí esas palabras me elogian en gran manera.
            Saludos amigo
            MANUEL

          • Tokki

            Ritmo y belleza

            Romance de la niña ausente
            de Javier del Granado

            Fue en esta tierra valluna,
            cantar de sol y payhuaro,
            que desgrané mis romances
            al pie del Ande nevado,
            cuando surgió en mi camino,
            sobre los surcos preñados,
            aquella Niña de ensueños,
            ¡aurora y flor de mi pago!,
            que deslumbró mis pupilas
            y puso miel en mis labios,
            embelleciendo mi vida
            como un paisaje serrano.

            Por ella me hice poeta,
            y amé en sus ojos sombreados,
            la lumbre de las auroras
            y el vuelo azul de los astros,
            que cantan al Ser Supremo,
            bajo el fanal del espacio.

            Fue nuestro amor un idilio
            de tierra ardiente y riacho,
            que floreció en el arrullo
            de los hulinchos montanos,
            cuando mis manos sedientas
            de eternidad, destrenzaron
            el oro de los trigales,
            sobre sus hombros de nardo.

            Sentí en su cuerpo de mieses
            calor de predio sembrado,
            piar de nido en su boca,
            amor de madre, en sus brazos,
            y acariciando en las lunas
            el fruto recién logrado,
            canté a mi valle nativo
            con voz de gleba y charango.

            Canté la agreste belleza
            de los paisajes serranos,
            la espuma de los torrentes,
            la sierra parda y el llano;
            la nieve de las montañas
            y el latigazo del rayo
            que incendia los horizontes
            en fulgurar de topacios.

            Canté las fiestas aldeanas
            y las faenas del agro,
            donde los rudos labriegos
            encallecieron sus manos,
            agavillando en las eras
            la mies cuajada de granos,
            que salpicó en las quebradas
            el trino de los chihuacos.

            Canté a las mozas de Colpa
            y a los varones de Ciaco,
            que medran en los breñales
            como las plantas de cacto,
            sorbiendo el cielo en sus ojos
            y la poesía en sus labios.

            Canté la vida del ayllu,
            ¡himnos de sol y trabajo!
            que arracimó las estrellas
            en el clarín de los gallos.

            Y hundí mis pies en los surcos
            como las raíces de un tacko,
            para absorber en su médula
            el alma del pueblo indiano,
            que floreció en el ramaje
            de las cantutas del Lago.

            En fin, canté los crepúsculos,
            el cielo azul, el regato,
            la lumbre de la encañada
            y el canto en flor de los pájaros;
            porque en mis venas bullía
            la sangre de mi terrazgo,
            y el madrigal de ternura
            que me brindaron los labios
            de aquella Niña de ensueños,
            ¡aurora y flor de mi pago!

            Pero no quiso el destino
            que continuase cantando,
            y vi quebrarse su imagen
            en el cristal del remanso.

            La vida se me hizo triste,
            sentí el vacío en mis brazos,
            dolor de ausencia en mis ojos,
            sabor de hiel en mis labios.

            Y anonadado y doliente
            quedó mi ser meditando
            en las miserias del hombre,
            ¡polvo de luz y de átomo!
            que hizo inmortal el espíritu,
            en el dolor del arcano.

            La larva del pensamiento
            rasgó el capullo en mi cráneo
            y abrió sus alas de angustia
            sobre el idílico tálamo,
            donde ya nunca la amada
            me estrecharía en sus brazos,
            acariciando mi frente
            donde los sueños nidaron.

            ¡Ay!, qué recuerdos evoca
            la vieja casa del rancho,
            donde mi vida fue un sueño
            desvanecido en sus manos,
            y el canto de las alondras
            segó su nombre en mis labios.

            Y desde entonces, sin rumbo,
            sin fe, ni amor, por los campos,
            huyendo voy de mí mismo
            como una sombra sin llanto.


            Un abrazo afectuoso poeta

            • Manuel Bast

              Que emotivo y hermoso romance de Javier del Granado este que has tenido la gentileza de transcribir en tu respuesta, por eso estimado amigo es que es el Nro. 1 de las letras bolivianas y merece la honra permanente tanto él como los muchos valuartes de inmortal trayectoria paridos por nuestra América.
              Muchas gracias poeta
              MANUEL

            • Dulce

              Que lindo homenaje, me gusta como camuflas los versos, que genio, me gustó la foto parece un hombre feliz, abrazo Manuel

              • Manuel Bast

                Muchas gracias estimada amiga Dulce,
                Yo siempre agradecido de la sutileza que dejas plasmada como huella ensoñadora en tus visitas a los espacios de este tu servidor.
                Siempre gracias
                Saludos y respetos
                MANUEL

              • Anngiels Simplemente Mujer

                como siempre nos acostumbras precioso tu trabajo poético
                abrazo fraterno
                Ann

                • Manuel Bast

                  Solo decirte que te agradezco enormemente la sutileza y la deferencia que tienes para con la pluma de este tu servidor y uno de los que más admira tu fina poesía.
                  Gracias infinitas amiga Ann
                  MANUEL

                  • Anngiels Simplemente Mujer

                    gracias a ti y tu pluma
                    ann

                  • Hay 1 comentario más

                  • Willie Moreno

                    Tremendo escrito paisano, con gran ritmo que agrada al lector... Placer enorme el leerte.
                    Te envío un fuerte abrazo.

                    • Manuel Bast

                      Wilie estimado amigo y paisano, un placer para mi contar siempre con la solidaridad de tus palabras.
                      Muchas gracias poeta.
                      MANUEL

                    • LUZ MARINA MENDEZ CARRILLO

                      Cadena de versos que adornan el alma y gratifican el corazón. Genial!!

                      • Manuel Bast

                        Estimada poetisa Luz Marina
                        Un honor tenerte por acá y sentir cada palabra de tu gentil comentario.
                        Muchas gracias amiga
                        MANUEL

                      • Freddy Kalvo

                        Impresionan tus letras porque uno siempre aprende de ti; y Toqui le puso un toque muy especial al regalarnos un poema romántico de Javier del Granado.

                        Felicitaciones y agradecimientos amigo.

                        Abrazos fraternales.

                        • Manuel Bast

                          Tienes mucha razón amigo Freddy, nuestro amigo y poeta TOQUI puso la cereza en el coctel con la gentileza manifestada al transcribir ese hermoso romance de Javier del Granado que ayuda mucho en entender su obra más allá de los cuatro versos que yo citeé en la glosa. Nuestro común amigo hizo descubrir la genialidad que encumbró al poeta honrado, en las altas latitudes de la poesía universal.
                          Muchas gracias amigo y poeta, siempre gracias.
                          MANUEL

                        • Rafael Escobar

                          Sencillamente ¡Fenomenal! Eres grande, amigo mío. Mi total admiración y aprecio. Fraternal abrazo.

                          • Manuel Bast

                            Estimado Rafael,
                            No sabes cuanta honra otorgan tus emotivas palabras, no creo merecer tan distinción pero sí, la recibo con el orgullo de saberlas provenientes de un gran poeta como tú, a quien reconozco como de los más ilustres que he tenido la oportunidad de conocer. Tus palabras merecen mi compromiso permanente por seguir adelante.
                            Gracias amigo y poeta, muchas gracias.
                            MANUEL

                          • Raúl Carreras

                            Espectacular poema, Manuel. Trabajado, sublime!

                            • Manuel Bast

                              Raúl estimado amigo y poeta
                              Muchas gracias por tus palabras y por dejar con tu paso una importante huella en mi quehacer poético.
                              Estimo mucho tu obra amigo.
                              MANUEL

                            • Mauro Enrique Lopez Z.

                              Manuel un gusto pasar y léerte saludo desde Manta Ecuador cuidece y su familia bendiciones

                              • Manuel Bast

                                Mauro estimado amigo y poeta,
                                Mayor gusto para mí contar con tu visita, tu gentil apoyo, tus palabras y tus bendiciones que reenvío a ti y a los tuyos multiplicadas y enchidas de exitos siempre.
                                MANUEL

                              • bonifacio

                                La cultura es un precedente de tu hidalga escritura.No son muy extensos mis comentarios pero siempre admiro a aquellos poetas que hacen renombre de aquellos que estuvieron otrora en la contienda.Y con monumentos y calles .
                                Mi admiración para ti y mi cariño.
                                Boni

                                • Manuel Bast

                                  Un aliciente tus palabras estimado poeta y amigo Boni. Muchas gracias.
                                  Te deseo feliz día
                                  MANUEL

                                • EVOLA.RL

                                  Bellísimo homenaje a ese gran poeta JAVIER DEL GRANADO, el que se merece eso y más, por sus admirables obras y entrega al momento de escribir y por ser defensor de su país natal Bolivia.
                                  Me gustó tu detalle amigo Manuel.
                                  Abrazos de cariño y feliz domingo.

                                  • Manuel Bast

                                    Con toda la humildad de mi corazón intenté este pequeño homenaje a uno de los grandes poetas latioamericanos.
                                    Muchas gracias estimada amiga y poetisa
                                    MANUEL

                                  • Anngiels Simplemente Mujer

                                    como siempre nos acostumbras precioso tu trabajo poético
                                    abrazo fraterno
                                    Ann

                                    • Manuel Bast

                                      Mjuchisimas gracias Ann, siempre agradecido de tus comentarios y la huella que dejas en la visita.
                                      Abrazos
                                      MANUEL



                                    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.