Rafael Merida Cruz-Lascano

HADA BOREAL


HADA BOREAL
Solamente el amigo generoso
presenta consuelo sin esconder
entendiendo el ajeno padecer
cuando estremecerse no es vergonzoso
.
Una lagrima al perder lo valioso
lo precipita por no comprender
de su condena no sabe que hacer
percibir lo real es pavoroso
.
Es pavoroso no encender un cirio
Su tez de rosa hoy mortal palidez
Solo un salmo arropa su rigidez
Ya no volver abrazarla es martirio
.
Se amortiguó mi extinguida mirada
es el paraíso todo florido
yo igualmente quisiera estar dormido
Cantando una trova en su trono de hada
.
Lúgubre no, es ahora celestial
llevamos sueño al camino soñado
pues ya un sabio trovador ha mirado
al éter con nueva HADA BOREAL
Dr. Rafael Mérida
Guatemala, C. A,
Hada Boreal: Para Amparito de León Barrios de Merida.
Publicado por Fabio A Pabon M. Curandero tango
HADA BOREAL.
Para Amparito de Leon Barrios de Merida.
----------------------------------------------------------------
El amor más preciado se nos va silencioso
como estrella que vaga hacia el anochecer,
y nos deja su brillo de anhelados antojos
con el ruego nocturno de una gris desnudez.
Guardamos su sonrisa con la paz de sus ojos,
y angustiados buscamos el calor que se fue,
y se sumerge el pecho en la soledad de un pozo
que abriga en sus adentros lo que no podrá ser.
Pero bien sabe el alma que sus manos de lirio
sembraban primaveras de sutil palidez,
que las aves canoras la colmaban de trinos
porque irradiaba auroras en cada amanecer.
Se marchó hacia un recuerdo de frondosas moradas
y es la flor perfumada de un dorado vergel
donde espera amorosa en su trono de hada
a los que tanto amaron la virtud de su ser.
Cuando caen las lagrimas oscureciendo todo
y en nuestro otoño giran las hojas en vaivén,
las lluvias que danzando visitan los recodos
le cantan a su numen en el atardecer.
--------------------------------------------------
Fabio A. Pabon M.
CURANDERO TANGO.


Te extraño, pero no te fuiste,
A ese sueño incomprensible,
Donde solo tú consigues,
Tu sagrado bienestar.
Tú te quedaste aquí en mi mente,
Sollozando cual vertiente,
Y sonriendo de repente,
Para hacerme solo pensar.
Que mi vida sin sentido,
Solo busca su destino,
El que solo yo escribo,
Y que nadie leerá jamás.


Lejano aquel abril triste y luctuoso,
la noche de tu adiós y tu partida,
dejando en mí mejilla distendida,
"Una lágrima al perder lo más valioso"
- MANUEL BAST -


Sin saber desde donde partir,
varado en lo lejano
y sin caminos que elegir,
Busque entre mis sueños
algo que no tuviera fin,
busque entre mis recuerdos
y tan solo te halle a ti.

Comentarios3

  • Ma. Beatriz Vicentelo Cayo

    Qué hermosas letras Sr. Mérida, tan sentidas y amantes; un himno glorioso y significativo que sale de lo más hondo de su ser! Un placer siempre leerle. Bendiciones admirado poeta!

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    Muchísimas gracias, María Beatriz Vicentelo Cayo, Con un inmenso abrazo, para la GRANDE POETA, peruana. agradezco la visita y el comentario.
    Extensivo Colombia... Fabio A. Pabom M. quien aprecia mis letras y asimismo a Manuel Bast por intervenir en este fusionado.
    Gracias.

  • gitana dulce

    Genial, me encantó amigo, lástima no poder recuperar mis poemas anteriores allí tenía varios poemas fusionados...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.