Cesar CB

Maravilla

Hermoso es disfrutar de la voz del mar

Más hermoso escuchar la tuya

Aunque no estés;

Aunque te hayas dormido ya

 

Las olas inundan el viento

Empujan mi barca, disuelven lamentos

Que me quieren destrozar

Como el rayo destroza el cemento

 

Así me habla el océano

Los charcos, la lluvia, los aguaceros

La niebla en la mañana

Y los buenos recuerdos

 

Así me inunda tu voz

Tan fuerte, tan hondo,

Tan maravillosamente fugaz

Y desde tan lejos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.