vogelfrei

Nectar

Y busque en el frío néctar
de tus lágrimas de sangre,
el salubre y triste pensamiento
que hoy detenga mis latidos .

 

Y al final me halle solo y perdido,
Entre los crueles valles del olvido,
Dónde el ácido aroma de los ríos,
Huele a sangre muerta y a delirios.

 

Dónde el pútrido oscuro color,
De las amargas flores marchitas,
Invaden los sueños, enferman la vista,
y consumen la carne con sus negras espinas.

Comentarios1

  • Manuel Bast

    Excelente poema, desgarrador y a la vez hermoso.
    Felicitaciones
    MANUEL



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.