Kevin Raphael

Tu Mirada

 

Tu mirada seductora

A cualquier hombre confunde,

Eres una matadora

Que hasta el cerebro les funde. 

 

Esa mirada inocente 

Irradia sensualidad, 

Y quizá lleva latente

Un poquito de maldad.

 

Esos ojos de doncella

A cualquier mortal embrujan,

Esa mirada tan bella

Al abismo los empujan.

 

Cuando miras hipnotizas, 

El tiempo pasa volando,

Y cautivas con tu risa,

Siempre cuando estás hablando.

 

El pelo te vas tocando

Tus ojos jugueteando,

Mientras sigues provocando

Y tu picardia irradiando.

 

Tu mirada es peligrosa 

Eres una fiera ardiente, 

Eres una niña hermosa 

Despiertas ganas silentes 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.