Wavesdarkness

Otra primavera de improviso

Contigo siempre estoy al borde,

en los extremos, los abismos,

dueña de los elementos

en los que me conviertes.

 

 

Me vuelvo sol

cuando me esperas,

el pelo, los labios, la mirada,

y hago de cualquier ventana

-haces de cualquier sonrisa-

una primavera de improviso.

 

 

Cuando te miro,

cuando te miro soy un mar de niebla

para que nunca puedas definirme.

Soy campo, soy tormentas.

Hielo cálido que se derrite

entre tu ombligo,

entre mis piernas.

 

 

Soy fuego en mi piel

y ardo hasta los huesos,

hasta las cenizas,

hasta las tinieblas.

Hasta formar del humo las palabras

que son a la vez cura y epitafio.

 

Comentarios1

  • Sinediè

    Precioso.

    • Wavesdarkness

      Muchas gracias! Agradezco mucho comentarios así, me animan a seguir mejorando. Un saludo!!

      • Sinediè

        Ten cuidado con los comentarios... .
        Eres buena, y puedes llegar muy lejos.
        Ahora bien, no cometas el error de caer en la adulación.
        He visto escrituras buenas echarse a perder por caer ello.

        Un abrazo y adelante.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.