Cock

Divina Sed

La divina sed sólo es saciada
Con el agua que fluye libre:
Vapor del alma universal
Que al cielo sube,
Se purifica,
Y después nos baña
A todo lo vivo,
A todo lo inherte,
Bautizmo verdadero
Que despierta el espíritu de todo
Y de arte los paisajes nutre.

 

JCEM



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.