Michael Orellana

La venganza y yo somos uno solo

Hay personas malvadas

Que buscan herir a otras personas

Un día me vigilaban cuando caminaba

Y esperaban en mejor momento para hacerme una broma

 

Cuando finalmente me molestaron

Me dejaron amargado y enojado,

Con una nube negra de ideas,

Ideas oscuras, Ideas feas.

 

En ese momento me sentí otra persona

Con una terrible ansia,

Con una nueva razón telebrosa

Y esa razón era la venganza.

 

Con la venganza en mis venas

Me sentía completo y decidido

 Sin ninguna mísera pena

Descargaré mi furia con mis enemigos.

 

Definiré ruando será el gran momento

Y como lo será

Para cuando inicie aquel momento

No habrá vuelta a tras

 

Admiraré sus rostros amargos

Junto con mi risa sádica

Odiarán el momento en que me molestaron

Y no sentiré nada de lástima.

 

Desde ese momento,

La venganza, soy yo

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.