Walter Trujillo Moreno

COMO UNA PLUMA EN EL VIENTO

Cierro los ojos y despierto en el cielo
te recuerdo y el dolor cubre mi cuerpo
camino perdido y llego al fin del amor

 

Al mirarte caminar,
me quedo sin respiración,
mi corazón se detiene.
Pienso,
tú no eres de este mundo,
no caminas sino vuelas,
no vuelas,
eres una pluma en el viento,
una mariposa de mil colores,
un arcoíris en primavera,
el mar en invierno;
torrentosa e inalcanzable,
el sol en primavera,
un olor a fresco y ternura,
una flor que encierra en sus hojas el cielo y el sol,
los colores en otoño,
concurres con el bosque.

Eres dueña del tiempo y las percepciones,
los sueños se escapan en sus huellas,
los deseos salen de sus caderas,
y el amor cuelga de sus ojos y pelo.

Una pluma al viento,
es un viaje a la eternidad,
siempre ligera,
liviana,
dispuesta a cambiar de mundo.
Vuelas alegre,
si la felicidad existe, eres feliz,
si la eternidad existe, eres temporal,
si el miedo existe, vuelas sin rumbo.

Eres blanca,
rosada,
 roja,
negra,
gris,
azul del cielo,
muchas veces
vistes de colores
 y formas.

Una pluma al viento es la parábola de los límites,
la historia de un amor virtual y lejano,
la leyenda del príncipe que nunca regreso,
una epopeya del soldado que venció al dragón
el poema que se pierde entre las rimas y versos.

 

By Walter Trujillo Moreno, Octubre 2020

Poema dedicado a las personas que vuelan en pensamientos,
en sueños y en la vida misma.

 

 






Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.