Carlos Gustavo Gerez

Encuentro

Esa madrugada...
Se esfumaron todos los planes, todos los sueños a futuro y este presente combulsionado,
Nos quedamos en silencio en nuestra habitación vacía, y nos sobraba la ropa, mientras tus manos se humedecian y las mias se perdian en tu piel, festejamos aquel encuentro, mientras tu labios ardian por un beso que aun te debía.
No pudimos evitar el cruce de miradas que se decían todo sin decirnos nada.
Acaricie tu espalda y un poco mas alla y tu muy relajada no viste como desperaba por la ventana la luz del nuevo dia,
Dejé que tus ojos se cerrarán, exhausta de placer te quedaste dormida, fotografie tu imagen en mi mente, te dije adios y casi no escuchaste, y mi sonrisa se instaló en mi rostro, te abandone dejándote mi alma, caminare tan rápido como pueda, prometo esta vez ganarle al tiempo, volveré a tus brazos de nuevo y disfrutaré de ese encuentro.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.