zeda del rey

SENSACIONES

Esa sensación del sabor de mi pan.

Qué me dice: Come más, Más ya no cabe.

  y cómo me hiere.Tanto daño hace.  

Mi escucha  Y mi habla;   Mi tacto, mi olfato.  

Divagantes son los ojos   Imprecisiones constantes.  

Sabes que no sabes   Sabes que no respondes pero eres  

Siempre culpable.   Hay hombre, llegaste tarde.  

En la mañana surcas. la tierra.  

Pero el pasto se aferra,  que ni un ciego.   

Lo negaría.  

Anda. ve la nuca,    De tu padre, de mi abuelo.  

Y nota que nunca   Volverán sus cabellos negros.    

Así, como el sabor de mi pan.   

Doy cuenta  involuntario, egoísta, desaparecido.  

Exijo al encargado; tome a mis gritos pujidos serios.  

Hasta la tarde como un cuento   

Sigo pensando, claro, menos divertido.

Doy cuenta, casi por inadvertido.  

Que no estoy solo, sigo vivo  

Pero con hambre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.