Jose Luis Morales

A UNA MUJER EN LA CALLE

A UNA MUJER EN LA CALLE

 

Ella iba de prisa,

iba preocupada.

Pasó sin mirarme,

sin voltear siquiera

a verme la cara.

Su paso descalzo

retumbó en la acera.

Su triste mirada

se perdía a lo lejos,

como hipnotizada.

Su rebozo gris

el suelo rozaba,

y su piel morena

el aire permeaba

de un perfume a tierra

y a desesperanza,

de un aroma a soles  

y a angustia pesada.

Llevaba en sus manos

una hoja rugada, 

la receta médica

para una farmacia.

La siguió mi vista

mientras se alejaba.

Titubee un segundo

en seguir sus pasos

y quizá ayudarla,

pero en un instante

la perdí de vista

y no pude encontrarla.

La soñé esa noche.

El remordimiento

por mi titubeo

meciendo mi cama.

Pasaron los años

y olvidé mil cosas,

y a pesar del tiempo,

hoy volví a soñarla.

 

©Luis Morales

8 de marzo de 2020.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.