zeda del rey

Clorofila par de la sangre

He de salir al sol y caminar descalzo

He de pararme sobre la tierra desnudo... como el árbol.

Y habiendo ludido mis dedos con el ardiente suelo.

Comprendo con analogía el calor del momento.  

Y he de repetirlo, si no diario,

Si seguido.

He de vivirlo mucho tiempo y no aburrirme

porque conozco mi cuerpo y me convertí en cultivo.  

 

Así los sentimientos vivos

Somos humanos y plantas

Clorofila par de la sangre

No tienes piernas que te carguen

Pero mis manos no vuelven a crecer 

 

Y sólo tú te salvas.

Porque la tierra en ti confía,

Tanto que te sepulta para darte vida;

Y Yo me planto aferrandome a la mía.                                    



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.