Diccionario Poetico - Sinergia Literaria

“Les leo con la aceleración de un Galileo”

“Les leo con la aceleración de un Galileo”

 

Tratando de no cometer

el crimen del abigeo,

y ante el mal terrible

y escatológico peo,

de incurrir en gazapos,

y errores en el deletreo,

que muchos consideran

como cruel bombardeo,

y en vista que persiste

con muy claro apogeo.

 

En primera instancia

sin necesario arqueo,

sin alusión a Academia

o a un letrado ateneo,

lejos de balbuceos

o gago tartamudeo,

en menesterosa labor

ya les ojeo y les leo,

con deseo a las letras

le den digno empleo.

 

Seguro me tildarán

de filisteo y fariseo,

aunque creyente soy

y respeto a los ateos,

supongo que el tolerar

no es joya ni camafeo,

no busco tampoco premios

mucho menos trofeos,

a todas estas no espero

ni pitos, ni abucheos.

 

Supongo que para leer

no les produce carraspeo,

que no es como tocar arpa

con tiples y bordoneos,

el arte del contrapunteo

no crean que es vil jaleo,

es demostrar habilidad

sin fintas ni capoteos,

no se aprende en libros

ni en escuelas o liceos.

 

Aprovecho la ocasión

entre tanto palabreo,

de ofrecerle el Manual

como visita a un museo,

el costo no es gran cosa

no le cause algún mareo,

que no vendo al por mayor,

ni tampoco al menudeo,

solo debe escribirme

a mi dirección de correo.

 

Teniendo usted opción

del rápido bloqueo,

no necesitan cuadrase

en un cajón de bateo,

ni montarse en un caballo

en sórdido rejoneo,

solo es la invitación

a un ligero chequeo,

que asuman como norma

así lo veo y así lo creo.

 

No es delito el regresar

y hacer un replanteo,

nada de susceptibilidad

ni de quejas ni lagrimeos,

el indolente vaya a dormir

a los brazos de Morfeo,

la ortografía no es cárcel

para tener a alguien reo,

y sepan no es locura

el dislate es devaneo.

 

Y hasta delirio dirán

el flirteo es galanteo,

nada nos cuesta corregir

y déjense de gimoteos,

tal vez con este llamado

aplausos no me granjeo,

y como dice un amigo

casi ebrio y no hebreo,

les obsequio con su frase:

“más bonito queda feo”.

 

Agradezco finalmente

y no le hago un rastreo,

a mi buen amigo Armijo

creo que anda de recreo,

por su idea primigenia

después de tanto pataleo,

se logró el fin y objetivo

sin sorteos, ni sermoneos,

sin titubeos, ni muestreos

el fin de la obra sin rodeos.

 

Dirección de correo electrónico: [email protected]



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.