Anaris

PETICION PARA LA VUELTA A CASA DE DON CARLOS ARMIJO ROSAS


Buenas tardes poetas.
Hoy me dirijo a todos vosotros y esta vez no lo hago en verso, si no en prosa,
porque deseo hacer una petición para nuestro amigo, compañero y gran poeta Don Carlos Armijo Rosas
para que vuelva de donde nunca debió marchar.
Hace un tiempo, vengo echando en falta sus versos
Pensé que por alguna razón se había tomado un respiro,
pero ahora se, que no va a volver más, porque lo han obligado a abandonar su casa.
La que el escogió para dejar cada día sus huellas y a la que en su momento le abrieron las puertas de buen gusto.
Estoy hablando de un compañero, un poeta, una parte de nosotros…
Un hombre que siempre se hacía notar y que quizás a todo el mundo no gustara,
por alguna razón y que a otros encantaría por su sentido del humor y sobre todos sus poemas…
Lo cierto es que Carlos, dejo cada día un trozo de su alma en este portal
y lo hizo con el corazón y sin pedir nada a cambio.
Solo porque así lo sentía y así lo quería hacer sentir.
No podemos pedir gustar a todo el mundo y por supuesto querer ser perfectos para todos,
porque no lo somos ni para nosotros mismos.
Me pregunto… ¿Por qué le pedimos tanto al prójimo, si cometemos los mismos o más errores que ellos?
Nunca entendí esa forma de concebir la vida, Pero hay algo que se llama empatía…
y deberíamos hacer uso de ella más a menudo, porque quizás por alguna razón,
mañana nos veamos en la misma situación, en la que hoy se encuentra nuestro compañero,
y de eso se trata esta petición. Que Carlos vuelva a casa y se muestre tal como es,
porque solo de esa forma puede transmitir sus sentimientos,
como intentamos hacer todos… sin adornos, ni miradas a la galería…
Solo directo del corazón, el único leguaje del poeta.
Como he dicho anteriormente, no se trata de gustar más o menos,
de conseguir más o menos “Me gusta” en los poemas.
Se trata de aceptar a las personas como son y disfrutar de todo lo bueno que nos puede aportar y enseñar.
Durante el poco tiempo que tuve la oportunidad de conocer a Carlos Armijo,
puedo decir que de forma desinteresada, siempre me presto ayuda
y alentó mi trabajo, cuando lo considero oportuno.
Desde aquí le doy las gracias por todo ello y le pido que vuelva,
porque el vacío que ha dejado, no lo va a llenar nadie,
como nadie llenara el que podamos dejar cada uno de nosotros algún día…
Solo pido comprensión, sensatez y sobre todo sinceridad.
Carlos decoró, de un color diferente las paredes de este portal cada día, no las incendio…
¿Es justo que lo hayan obligado a marcharse? Yo digo que no lo es…
Espero vuestras opiniones, apoyo y lo más importante ¡reflexión!
Gracias a todos. Un fuerte abrazo.