Toki (Carlos Eduardo Felipe)

Ahora entiendo porque no me lo dijiste


AVISO DE AUSENCIA DE Toki (Carlos Eduardo Felipe)
Si no estoy es porque me he ido

 

Quiero contarte tantas cosas,

ese día en Palomar, me convertí en espía,

de tus ojos, tu boca, entera tú,

pude apreciar estrellas, luceros,...

reflejados en tu mirada,

me hundí en ese océano profundo.

 

Ayer me encontré con mi amigo,

tan querido era,

él nunca supo de tú y yo;

al verano siguiente de mis fantasías contigo en las playas colombinas,

se perdieron el uno en el otro,

si mal no recuerdo ya estábamos juntos los dos;

como quien no quiere la cosa,

le pedí detalles,

cada uno más cierto que el otro.

 

Tú sí sabías de éste, mi compañero.

 

¿Por qué no me abandonaste y te fuiste con él?

 

Quizás es tarde,

para creer en una respuesta a destiempo.

 

No borraré el epitafio:

"Se han apagado tus ojos,

más jamás olvidaré su luz"

Ven, ven a revelarme tu versión.

La espero por toda la eternidad...

 

 


Ahora entiendo porque no me lo dijiste

 

ni te alejaste,

 

yo había sido el otro,

 

no mi socio.

 

 


Fui yo quien interrumpió ese amor,

 

arrastrándote;

 

tu elegiste,

 

a Él, mi amigo,

 

soportó hechos consumados,

 

nuestro matrimonio.

 


Evitaste citar los nombres a él y a mí.

 

 

Si en Palomar o después,

 

hubiera sabido de vuestros afectos,

 

nada de esto habría sucedido.

 

 

Mi compañero hizo su vida,

 

tu cargaste una culpa,

 

y yo inocente traidor 

 

soporto las angustias

 

de haberte perdido.

 

Enigmas...

 

Si tu preferencia fue por amor,

 

estás a salvo.

 

Te dejo una flor...

 

Pronto te alcanzaré...

 

Comentarios3

  • Esteban Mario Couceyro

    Quizá esta vez, el orden de los factores, alteró el producto...
    Un abrazo.
    Esteban

  • gaston campano

    Estas en el túnel que te transporto a la desilusión.
    Saludos cordiales.

  • EVOLA.RL

    Maravillosos versos de un engaño oculto hasta el final, cuanta angustia debe causar esto, pero a lo mejor estaba en el destino que las cosas fueran así.
    Es una pena lo sucedido en tus versos, pero la verdad, te quedaron fascinantes.
    ¡Felicidades!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.