Zesphol

“Entrando por la puerta verdadera”


AVISO DE AUSENCIA DE Zesphol
En mi ausencia, publicará mi amigo el filosofo "Zesphol"


“Entrando por la puerta verdadera”

 

Que no se culpe a nadie de mi vida
tomé la decisión por cuenta propia
pues me agobia el impulso de vivirla
y seguirla de forma perentoria.

 

Fui una momia que estaba embalsamada
y guardada en el mueble del olvido,
como un libro que inútil se regala
a quien jamás alguno habrá leído.

 

Solo pido que no se culpe a nadie
si acaso alguien me ve que soy feliz,
ya mi jardín se viste con donaire
con las flores que da el buen porvenir.

 

Quise entrar por la puerta que es segura
y gozar de la vida que me quede,
pues vivir puede ser gran aventura
si no se abre el umbral que da a la muerte.

 

Mi presente será mi gran motivo
y olvidar a mi ayer será obligado,
le he dejado al futuro mi camino
pues de la vida… ¡Hoy vivo enamorado!

 

...

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.