Leomaria Mendes

¡Vamos a vivir!

¿Cuántos sueños se suman, entre todos?

Marcar la diferencia, es la meta. Viviendo desafortunadamente materialmente, no se sienten derrotados.

Entre fortunas espirituales han de vivir, como una luminosa y hermosa sonrisa, que ilumina oscuridades. Donde la vis de alegría, sobresalen a timbres de tristezas hostiles, que solo desean herir.

Desde los corazones, confiados proclaman a una sola voz, en un mismo espíritu de superación;

-¡Sabemos cómo hacer un mundo mejor!

Donde desaparecerán, la desigualdad, las excepciones y el odio.

Donde el hambre, dará paso a la abundancia.

En un mundo donde una sonrisa, tendrá más valor que el pan de panaderos.

Donde la lluvia cuidara nuestros pastos verdes, y el sol nos obsequiará besos cálidos, en el primer amor de buenos días.

Donde la almohada amortiguará nuestras cabezas, mientras la luna iluminará como guardiana, los caminos dibujados en nuestros corazones.

Mucho mas allá que los sueños atesorados, que soñamos para todos con regocijo.

¡Despertar confetis y serpentinas!

Hoy será día de fiestas en los cielos...

El despertar de nuestras ADN, en la magnífica obra de un Maestro “Arquitecto emanando vidas”.  

Comentarios1

  • ivan semilla

    ojala sepamos construir ese mundo
    me gustaria vivir en el
    muy bueno
    abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.