minsandi

Romper las olas en la cresta

Romper las olas en la cresta
del crepúsculo que ondea
es el canto que se arranca de los vientos
por la flauta inquieta del silencio.

 

La partitura, himno que revolotea
entre las nubes del inédito poema,
escribe el canto en el momento
en que muere el amargo sufrimiento,

 

cincelado por las olas en la peña,
cantado por la flauta en el silencio
para desahogar el mar que se revienta

 

con sus olas como siete segunderos,
anunciando que el canto se reinventa
cada vez que renacen los vientos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.