Karerina Liz

ROSA BLANCA DE LA MEMORIA

Aquella rosa blanca guardada en mi libro,

aun esta hermosa como la vez que me la diste,

la observo mientras mis manos recorren sus pétalos;

tan delicadas y bellas como mis memorias.

 

Aquella rosa fue testigo del amor mutuo vivido;

mas su blancura es la pureza de nuestro cariño;

aun el libro conserva el más bello poema que nos gusto,

mientras nuestro café era perfecto aquella mañana.

Comentarios1

  • rimas

    Una rosa, recuerdos; es bueno valorar esos detalles. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.