ludico

Astro y mineral (terceto Dantesco)

Antípoda sépalo de amapola
testigo mudo de amores disueltos
en la danza floculante de una ola.

Apéndice de péndulos absueltos
de atracciones fijas moleculares
enigmas deseando ser resueltos

por los inquisidores seculares.
Amó el hombre a un crótalo ensortijado
que lo convirtiera en barro de alfares.

También el sol estará enamorado,
pero no ama el astro rey, a estrella alguna,
sin perjuicio de ser vilipendiado

no es verdad que el sol, amara a la luna
ni a sus cráteres de helado cristal,
su amante está en la arena de la duna

amorfa en ascendencia mineral.
Los testigos renuncian al silencio
han declarado: !el sol, ama a la sal¡

Comentarios4

  • Alcon

    Oye hermano mío! Pero que letras, misteriosamente transportadoras de dimensiones, emociones y atracciones a las ficciones del sol Amando .

    • ludico

      Muchas gracias distinguido Alcon, por detener su vuelo en mi humilde palabra y gracias también por la generosidad de su comentario, saludos.

    • jose S.W.

      Muy bueno.Te volveré a leer.
      Un saludo.

    • ludico

      Gracias jose ,s,w, siempre seras bienvenido a esta tribuna , que aunque defectuosa, esta hecha con mucho cariño. Saludos.

    • @Muss

      Genialidad en esos tercetos mi querido amigo poeta. Enhorabuena. De verdad resultó entretenida esta lectura. Abrazo fuerte



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.