Jesús Oscar Ugalde

Temo tanto

Temo tanto,

un pronóstico maldito socava mis pasos,

cual si me obligara a cumplirle presagio cruel,

llega su golpe de colosal augurio,

duele tanto.

 

Temo tanto,

y en el temor mi furia te lastima, mi ternura misteriosa,

miras impávido tal fuego de mis ojos, no comprendes,

que te pierdo siento, que has ido tan lejos,

liaste tu previa personalidad cuantiosamente.

 

Temo tanto,

cada veredicto tuyo,

lloro tanto, en tu fatua faz (ya no seas así)

indiferente, presintiéndote ausente,

el eco de un lamento susurra en mi voz:

nunca partas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.