Merardo Sepulveda

ENTRASTE

Entraste

y contigo entró en mi corazón la primavera

con sus trinos, soles y perfumes.

 

Entraste

y una ráfaga de viento nuevo

me hizo saber que me moría

haciendo reverdecer en brotes nuevos

esta alma mía privada de horizontes

que se marchitaba inexorable.

 

Entraste

y se iluminaron las estrellas

los planetas comenzaron a girar

y un aire nuevo fue llenando mi vida de ilusiones.

 

Entraste

en mi vida sin llamar

y tus ojos se instalaron en mi alma

haciendo brotar versos,

haciendo brotar rosas

de este poeta que moría

atrapado en la rutina de los días.

Comentarios4

  • DAVID GUIAL

    gratificante poema, gracias a la musa que "despertó al poeta que moría.". Gracias por compartirlo..

    • Merardo Sepulveda

      Gracias David por sus comentarios y por leer mi trabajo. La idea de compartirlo es justamente uno de los propósitos que nos ponemos cuando escribimos algo, así que gracias a quienes nos leen, pues si no los compartimos, nuestros trabajos no verían nunca la luz. Saludos cordiales.

    • franklin blanco

      Así entra el amor, de un sólo golpe y sin avisar.
      Bendiciones.

      • Merardo Sepulveda

        Hola Franklin. Bendiciones para usted también y gracias por leer mi trabajo. Saludos.

      • AZULNOCHE

        Cuando se abre una ventana en el alma siempre entra brisa fresca, los ojos alcanzan a ver nuevos horizontes, las noches se ven iluminadas de estrellas , los días luciendo más intensos.
        Mis abrazos de flores de azafrán!!!

        • Merardo Sepulveda

          Gracias por tus comentarios amiga AzulNoche: el amor hace milagros en las vidas de las personas. Abrazos floridos para ti también.

        • Tuyarev

          Hermosos versos mi querido amigo y poeta, dichosa la musa quien hace que brote en ti el amor... A ella agradecimiento de que vuelva a la vida romántica...

          Abrazos infinitos...

          • Merardo Sepulveda

            Muchas gracias querida amiga Tuyarev por tus palabras. Como sabrás, el amor despierta en nosotros cantidades de emociones y vivencias que marcan nuestras vidas de manera indeleble. Gracias debemos dar a las musas (y también a los "musos", en el caso de las mujeres) que logran sacar afuera lo mejor de nosotros, lo mejor que podamos llegar a ser y a sentir.
            Abrazos mil.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.