david valencia tobon

Nos hicimos a besos

 

Quiero hacer a las palabras

la piel que te bordea en la noche sideral.

Quiero hacértelo…

Hacerte la palabra que suspire,

murmure,

gima

y se encabrite en la hora de las pasiones.

 

Hoy es noche de beso suave,

beso ascendente por tu mentón de dulce pan.

Noche que desnuda un beso en tus labios y en los míos,

carnosos, húmedos, complacientes.

 

Noche oscura y tranquila,

donde el silencio es roto por mis suspiros al sentir

tus labios rozando los míos;

donde el brillo de mis ojos alumbra un poco el espacio.

 

La sensación es deliciosa...

Abrazados en la ventura del alma

acariciada por tu alma.

Pálpitos de deseos en la dilatada hora

de sabores dulces y agridulces,

asaltado por la lascivia de tu boca y la mía,

sintiéndonos fallecer.

 

Siento tus labios rozándome con delicadeza,

leves mordiscos y pasión en punta.

Nos damos en la danza de los labios jugosos,

apetitosos y complacientes.

Nos damos a la búsqueda del beso

con sabor a vino, cereza, arándanos.

Nos damos en un mismo aliento,

en un mismo tono de saliva lujuria,

saliva fundiendo las almas en un latido

que rebasa el gemido hasta el alba.

DavSerena

Comentarios1

  • Elizabeth Chacon Stevens

    Tiene erotismo, romanticismo ese beso apetitoso y complaciente con sabor a vino, cereza y arandanos que se funde en un gemido hasta el alba ... e incendia dos corazones con lujuria y pasion.
    Saludos y buenas noches.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.