yito

Mi presencia.

 

 

Mi presencia.

 

Sé que adivinas mi presencia

porque has dejado las piñas

como centinelas de mis pasos

y aromado de flores tu estancia.

 

Sé que adivinas mi presencia

porque el frío de las nieves

refleja la pureza de tu alma

y de ella, la eternidad de su tibieza.

 

Sé que adivinas mi presencia

porque estas sonriendo en silencio

ante el paisaje abismal y solitario

con la inocencia de un niño.

 

 

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.