Pedro Ruiz Lopez

¡MORENA!

Linda morena, me impresionaste,

muy de mañana, que me miraste,

tú eras muy joven, yo hombre maduro,

treinta y ocho años, ya en este mundo.

 

Te vi de cerca, me sonreíste,

de algo muy raro, me poseíste,

te ice una seña, y me retiré,

y al día siguiente, te volví a ver.

 

Salí de viaje, me fui a la playa,

y regresando, te vi en la plaza,

cómo te llamas, te pregunté,

yo soy Marbella, como ve usted.

 

 

De veinticinco, no soy tan niña,

tome mi mano, como su amiga,

maravillado, estreche su mano,

miré sus ojos, café castaño.

 

Su cuerpo esbelto, como una espiga,

sus rojos labios, llenos de vida,

su pelo lacio, hasta la cintura,

de uno y sesenta, es tu estatura.

 

Fuimos amigos, por muchos meses,

salimos juntos, bastantes veces

Para mí era, lo más querido,

la contemplaba, hasta dormido

 

Y de besarnos, no resistimos,

y en un abrazo, nos comprimimos.

fuiste mi novia, desde ese día,

y tú en mi mundo, solo existías.

 

Cosas extrañas, nos distanciaron,

perdí tu pista, y años pasaron,

tengo el recuerdo, y aún te espero,

con gran amor, puro y sincero.

 

Comentarios1

  • alicia perez hernandez

    .... EL AMOR ES ASÍ IMPREDECIBLE O NOS LLEVA POR CAMINOS DISTINTOS PERO CUANDO SE AMA SIEMPRE SE ESPERA ESE AMOR DE JUVENTUD... BUENO LO DICES MEJOR TU EN TUS BELLOS VERSOS. SALUDOS, POETA

    • Pedro Ruiz Lopez

      Si los recuerdos del amor nos dan esperanzas de vivir y de sentir los momentos pasados com los sentimos antes.
      Saludos amiga Alicia.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.