minsandi

Eres siempre la aurora de mis versos

Eres siempre la aurora de mis versos,
la luna apasionada de mis letras
y la noche del beso refrescante,
Galatea canción de mis poemas.

 

Escondiste a Orión de mi pensamiento
al relatar la rima de mis penas,
dejando en todas ellas la caricia
y el etéreo roce de tus huellas.

 

¿Cómo es que siempre dejas en mis labios
el vibrante sabor de tus leyendas?
Respuestas, no tengo. Sólo respiro
una vivencia que se vuelve eterna:

 

dos amantes rendidos a la vida
y al verso devenido en odisea.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.