david valencia tobon

Amor naciente en abril

¿De dónde provinieron tus ojos de viaje?

quizá, surgiste en el aura de cada milagro,

entre colibríes y flores de campo, sin magro

¿Cómo es que un ángel te dio besos sin coraje?

 

Porque a veces los seres alados son celosos

cuando surge el amor que a minutos se llena

con tus manos que aman sin ninguna pena,

nacimiento sigiloso, tanteando besos colosos.

 

Esto es amor elocuente y de pactos generosos

manantiales libres descendentes por su cauce

con sus uniones de bondades, sin dolor alguno.

 

Amor que es cariño solícito sin ojos venenosos,

viajero rapsoda de afecto encumbrado de sauce;

amor para siempre y desde siempre, nosotros, uno.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.