Eduardo Contreras Contreras

Halas Rotas

 

 

Ahora con quien bailaras

 despacio? Ya quebrantaste

mis almas.

Ya te fuiste

sin decir adiós. Ya me dejaste rogando

tu beso.

Saboreando

tu traición, sin salir ileso

de tu juego con las halas rotas y besando el suelo.

Con el orgullo herido.

Clamando el cielo.

Sigo encadenado a mi pasado.

La copa esta

vacía, tu alma llena de mentiras.

Yace mi soberbia muerta.

 

 

escritor; Eduardo Contreras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.