Jose Areli

Canción XVI

Se lleva la tarde seca

Las impresiones de mayo;

No escucho ya las alondras

De nuestro muerto verano.

 

Yo que probé savia joven

Desde la flor de sus labios,

No toco ya sino espinas

De amarillentos resabios.

No encuentro ya los aromas

De aquellos cuerpos rozando.

 

El sol es un caminante 

Que se dirige al ocaso...

 

"¿Corazón, será que es día

En que los vientos del prado,

Dejando como tristezas

Y como sueños dejando,

Me traigan la noche pura,

Donde amanezca mi canto?"

 

Vientos que mueven el polvo

¡Oh, celestiales caballos!

En esta tarde tan seca,

Se muere un ave en mis manos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.