nedu

PRINCESA

Princesa dicen mis labios

en un sentir permanente,

en un deseo eternamente

de sentir tus besos dulcemente.

 

Princesa por tu piel suave y perfumada

con jazmines en celestial morada

que florecen en eterna primavera

llenando de fragancia cautivada.

 

Princesa, y en tu entorno girasoles

adornan la sombra de tu paso

frágiles ondinas en tu regazo

se adormecen con el susurro

tenue,  cual crisoles.

 

En frágil sortilegio

se envuelve tu figura adorada

princesa mía, mi bien amada

cada instante es una ofrenda

a tu dulzura de majestad alcanzada.

 

NEDU



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.