Pyck05

UN DÍA EN BLANCO...

Un día, en blanco
que, apenas amanece,
ya se termina.

Pero tranquilo.
No corras ni te alteres.
No tengas prisa.

Tienes el tiempo
parado en los relojes
desde hace días.

Así que sueña,
trabaja si eso quieres,
o no hagas nada.

Vendrá otro día,
con otros, si es preciso,
pero no importa.

Estoy seguro
que un día, cuando sea,
verás la luz.

Y sonreiremos,
de nuevo, como antaño,
aunque con miedo.

Porque la vida
prosigue, con nosotros,
y sin nosotros.

Así que arriba,
no niegues tu sonrisa
a la mañana.

Rafael Sánchez Ortega ©
13/04/20



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.