León Aronnax

Sangre

 

La realidad me golpea con sus oleadas

y me asalta los sentidos

como un puñetazo en la tranquilidad

 

Los minutos se elongan

buscando la eternidad

aunque casi todos se estrellan

en las paredes frías e insensibles

de un hospital

 

La sangre se ha vertido

incesante en el patio

y las bolsas se tornaron escarlatas

y el blanco higiénico

naufragó entre coágulos y sanguazas

 

Ahora me deslizo entre esperas,

sollozos discordantes,

estridencias de pasillo

y parlantes ininteligibles

aguardando la nada

colgado de la incertidumbre

 

Y me golpea de nuevo la realidad,

una insospechada,

una absurda

pero latente

que me llena de temor

y se burla de mi soledad.

 

León Aronnax.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.