angelillo201

Soberanía  alimentaría para pobres.





 

 “Y salieron de cáritas, y la cruz roja con hambre los pobres, en otro lugar llamado servicios sociales, les ponían   a los miserables una cruz en la espalda, y una corona de espinos en la frente a los necesitados- vi a los que arrastraban una gran piedra atada por una cadena del cuello en el servicio estatal de empleo ,y les daban una palmada en la espalda de animo los centuriones que les ponían los grillos”

Angelillo de Uixó, los salmos de la pobreza.

Alguien dijo soberanía alimentaría por las redes sociales,

Y me pasó el articulito.

Otra nueva forma de violencia del sistema:

Comer basura gratuita que reparten a los pobres los supermercados que les provoca enfermedades, mientras a ellos, a los supermercados, por su buena acción les bajan los impuestos , y los políticos son votados por comprar de saldo basura para que coman  los pobres. De este modo la cadena alimentaría se vuelve humana,  adquiere la forma de cadena de favores para unos, y de odio para otros. Es teatro trágico de la vida humana, el bien que es el mal, y el mal que es el bien, puesto todo esta soberanamente del revés. Los amigos de los políticos, los supermercados,  tienen segura la compra de sus productos y bonificaciones fiscales, publicidad gratuita. Los políticos consiguen paz social, algún voto, también publicidad. Los pobres consiguen que les llegue el  hambre a manos llenas cuando reciben las bolsitas de arroz gratis.

El mapa de España esta trazado por el hambre y la miseria.

El análisis sintáctico de la oración: “ vivir en la pobreza” , es contar este relato único que tiene millones de víctimas: que se va a pasar hambre, frustración por no poder comer lo que se necesita. Que se  va a sufrir el acoso de la ley, vivir bajo la venganza de la justicia, la indiferencia de sus semejantes, el desamparo de la humanidad, la angustia, la desesperación, y mil tormentos por los que se quiere saltar hasta al cielo, y se acaba hundido bajo el suelo.

En el 2020, en España  el hambre tiene nombre  de  mala nutrición. Los cementerios también se pueblan  de gente con estos síntomas.

Yo os hablo sobre un peldaño de la soberanía alimentaría, en un lugar donde se vive la misma humanidad de todos los tiempos, es decir, la que se siembra con odio. La que crece, y muere entre venganzas sociales, sobre todo la de los arriba hacia los de abajo.

En el municipio de Vall d´uixó es donde escribo y sufro. Eso no quiere decir que si estuviera en otro sitio no sufriera, ni escribiera. Este es mi escenario de sufrimiento. Ideal para ser un buen sufriente, para desafiarte a ser mejor persona si se consigue tener  compasión ante tus semejantes. Veo al salir de mi casa la pobreza. En  la mía también florece y ha dado sus frutos que deberían estar prohibidos.  Por donde voy,  sé de gente  pobre, entre los que me incluyó para tomar la palabra , y pedir contra el hambre en este lugar donde ha llegado antes un burguer king que un huerto urbano. Los políticos , la clase burguesa, están muy orgullosos de que haya un burguer king, porque significa prestigio para el lugar.  A mí me da vergüenza que no haya un huerto urbano y que haya gente que quiera trabajar la tierra, y  no les dejen. Me remito  por ejemplo local, a todos los terrenos comprados por el Ayuntamiento hace unos años en la zona de los molinos, y los más  de 4 millones de euros en varios años entre talleres de empleo, algunos dedicados a esa zona abandonada donde se iba a hacer un huerto urbano. No  se ha hecho nada más que enterrar dinero allí que se ha podrido.

Yo ocupo un peldaño de la soberanía alimentaría  arrancado de raíz, en un solar donde lucho por el agua y contra los robos.

Practico la soberanía alimentaría  para mí. Desisto de mi idea de hacer una cooperativa de trabajadores con gente excluida. Dejo aparcado volver a  redactar, cosa que ya hecho incluso teniendo una   reunión con la alcaldesa,  otro proyecto semejante a tantos que hay, donde se llevarían  productos locales a comedores escolares, a las residencia de mayores , y otro tipo de residencias, donde se colaboraría con estos centros , y ellos harían  visitas, excursiones. En bares donde se hacen comidas , también habría un menú realizado con alimento de proximidad y ecológico. Podría  funcionar y hacer una sociedad más decente empezando por el medio ambiente y la alimentación. Ni siquiera las asociaciones de vecinos han tenido interés en los huertos ecológicos ; pese a la problemática social de desempleo, y alimentaría que se sufren en muchos barrios.  La soberanía alimentaría para los pobres es una batalla perdida. Igual que el movimiento vecinal en esta zona, esta arrasado. Prefieren que el ayuntamiento les lleve al burguer king y les pague el viaje a Torremolinos que habla de  soberanía alimentaría.  no he podido conseguir que nadie se interese por lo que come en este lugar.

Yo no diga nada, ni tengo que decir nada sobre el tema de la soberanía alimentaría.  Los productos excedentes de mi huerto, los conservo por ejemplo con técnicas como la deshidratación. Hago esto sobretodo con los tomates, de los que recojo unos 4 kilos al día que no tienen salida en Vall d´Uixó,  porque el circuito de comercialización de lo ecológico y de proximidad  es inexistente, pese a ser  un producto de primera y de un gran sabor, al final lo que hago es conservar mis productos. No vendo a nadie, ni regalo como antes lo que me sobraba, antes se lo doy a los animales, y si tengo demasiado y no llego a la conserva a tiempo, los tiro a la basura, de este modo no pierdo el tiempo ni molesto a nadie buscando si los quiere.

¿ alguien dijo soberanía alimentaría?

 

Ángel Blasco.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.