emiliodom

AMABILIDAD GENUINA

  A mucha gente le ha sucedido alguna vez cuando intentamos hacer algo por alguien y recibimos una respuesta airada, o incluso interpretan que buscamos sacar algún beneficio. Ante este tipo de situaciones, solo queda pensar, que cada persona se halla en un grado diferente de evolución espiritual, dando solo aquello de lo que es capaz. En cualquier caso la persona genuinamente amable no espera nada a cambio ni se ofende por no haber obtenido reconocimiento o un trato equivalente. La amabilidad, no es un comercio del tipo "yo te doy esto y tu me das aquello". La transacción emocional, termina en uno mismo, porque tiene en la buena acción, su propia recompensa.

Comentarios1

  • P_e_B

    Estoy de acuerdo, y añado más relacionado con el tema, que me ha recordado a este otro escrito:

    Una vez un hombre rico le entregó una canasta con basura a un hombre pobre. Este sonrió y corrió con la canasta, la vació, la lavó, la llenó de flores y se la dio de vuelta. El hombre rico se asombró y le preguntó:

    “¿por qué me ha dado flores si yo le di basura?”.

    El hombre pobre dijo: "...porque cada uno da lo que tiene en el corazón..."

    • emiliodom

      Interesante si señor, en efecto , hay personas que suelen dar u ofrecer lo que le dicta su conciencia.
      Un saludo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.