Andres Kirk

Infinito

No hay un día que pase sin que cruces mi memoria

No hay un día que pase sin que me duela el corazón

Y me siguen doliendo las horas del sueno

Y me siguen rompiendo las horas del día

Sigo tratando de olvidar injustificablemente mi tiempo

Mis memorias, mis recuerdos.

 

Hay algo en mi cabeza que no me deja avanzar

Algo que me frena entre lágrimas cuando me pongo a pensar

Como me miento de haberte conocido

Como jurar que te perdí en tan solo un latido

A veces me pongo a pensar, sin ningún jodido motivo

Y te encuentro entre las ramas y un racimo podrido

No me entiendo ni siquiera a mi

Ahora como entiendo mi mente que me pinta contigo

 

El insomnio, el romperse en llanto, el caer de rodillas

El todo entre ti y entre mis mil tonterías

Ha pasado tanto que ahora solo me grito auxilio

Dentro del alma, dentro del castigo

Desde lo mas profundo de mi roto corazón

Desde el ultimo pensamiento antes de dormir

Te odio en el tiempo, que faltas conmigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.