Raúl Carreras

Virginidad perdida

Desnuda en la penumbra,
el lienzo de su cuerpo
del valle a la llanura
revela su misterio.

Instante clandestino
que da forma a la incógnita,
tentando con sigilo
la rosa que desflora.

Oscuro es el deseo,
su libido insondable,
recóndito el secreto,
su sexo indescifrable.

Afloran los estímulos
en ese cuarto oscuro,
temblando el sable frío
sobre el calor profundo.

Hermética es la cripta
de su placer más íntimo,
descífrese el enigma
al dividir el virgo.

Comentarios1

  • david valencia tobon

    Hola, Raúl
    Versadas palabras que van sobre los pliegues de la noche apasionante. Es lo que me evoca tu poema que he releído como es lo adecuado, pues en una segunda y tercera lectura, encuentra uno las melodías de los versos y la sensación que emana, agradable e imaginaria. Gracias por permitirlo releer.

    • Raúl Carreras

      Muchas gracias David. Encantado de que puedas releer mis poemas y los aprecies. Un saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.