Edgar Jesus Rivas Arevalo

A Maria Fernanda

 

A MARIA FERNANDA

María Fernanda se llama

la que a mí me dio el ser

es una flor, es un querer

que mi voz siempre reclama

 

Mi madre es un manojo

de rosas y de gardenias,

es alegría de ferias

es amor, es un antojo,

mi madre es flor que cojo

es paraulata que llama,

es una tibia mañana

cuando del sol  la luz asome,

les voy a decir su nombre

se llama Maria Fernanda

 

Mi madre es querendona

es lo dulce de la caña,

es un amor que no engaña

es un angel que perdona,

es un lucero que adorna

un hermoso amanecer,

es un bello atardecer

que me arruga el corazón,

y es que quiero con pasión

la que a mi me dio el ser

 

Mi madre me enseño cosas

que marcaron mi destino,

a Dios mi eterno amigo

cosas sencillas y hermosas,

mi madre me dio las notas

para cantar y querer,

mi madre supo entender

que debía marcar mi rumbo,

mi madre le digo al mundo

es una flor, es un querer.

 

Mi madre cogio camino

con su rosario en la mano,

con su caballo alazano

cuando busca su camino,

pero digo con atino

que esta conmigo y me calma,

que me busca, que me llama

en momentos de dolor,

mi madre es canción de amor

que mi voz siempre reclama.

 

Pasan los años  y todavía te extraño

Un dia da Agosto del 2.000

Comentarios2

  • Happy-Mariposa

    Bonito poema que solo a una madre se le puede brindar.
    Preciosas palabras, me ha gustado mucho...
    Y si, a una madre nunca se le olvida, se siente a cada momento.
    Enhorabuena.

    • Edgar Jesus Rivas Arevalo

      Buenos días. tardes por allá. Le confieso que es primera vez que publico mis escritos. y sus palabras me llenan y ahogan en sentimiento. Agradezco mucho que la haya clasificado como de sus favoritas. Un saludos desde venezuela

    • 🎗LuIs AngeL

      ✍️👍
      ¡Órale!...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.