Catelgood

Vagabundos...



Y hoy, avenidas frías, me cobijan húmedas

Dos ratas atraviesan la calle, presurosas

Y allí, donde había tantas personas y cosas

No quedan sino almas extraviadas y mudas

Será que un apocalípsis se atravesó volando

Sobre la retro iluminada realidad nocturna

Y la gris acera, me saluda mustia y taciturna

Mientras recorro sus distancias elucubrando  

 

¿Qué sería de aquella infantil algarabía?...

Que henchía mi pecho pensando tu llegada

Y que aún ésta, la más límpida alborada

No alcanza a disipar la oscura melancolía

Será que se nos está acabando el mundo

O simplemente la muerte nos acecha…

Nos viste de tristeza, nos borra la fecha

Nos deja el oficio oculto del vagabundo

 

Yo he vuelto desde el infecto infierno

Vuelve también, y caminemos juntos

Deja que el temor, y todos los barruntos

Se conviertan en risa y en pasos tiernos…

Deja que te muestre de nuevo el mundo

Y acompáñame esta noche de la mano

Y en el acto más puro de amor humano,

Seamos sin reservas, felices vagabundos.

 

Comentarios1

  • david valencia tobon

    Hola, Catelgood
    A parte que el tema de Silvio Rodríguez es hermoso, los versos despliegan ritmo y cadencia que lo lleva de la mano por los parajes barriales, enseñando colores y formas. A expensas de la pandemia, el poema me evoca esos días en que se caminaba, se encontraba uno con amistades y se iba a los cafés o parques, para una cerveza, limonada o café. Bello y evocador poema.

    • Catelgood

      David, buenas tardes... Qué bueno el compartir el espíritu, no tanto del verso, como del motivo... De verdad le aprecio mucho esa resonancia y le envío el mejor de los abrazos, que espero sea sólo premisa de la mucha ternura con que lo trate la vida... De verdad muchas gracias por la traducción... nunca esperada, siempre bien recibida.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.