migreriana

La paciencia en su punto justo

Entre el presente que no deja de abrir grietas,

estás tú, adorada paciencia que me alejas hacia el devenir,

hacia los reencuentros, como si fueras el puerto,

por donde añoro guarecerme, y estás vestida dos pasos atrás,

mirando la investidura de mil discursos, trepando por los amaneceres,

sacudiendo las migajas de las nostalgias y esperando como siempre,

a ese mes que se prendió en mi mente y no deja de ser septiembre.

 

Y yo sé que esperas y te yergues en esa vaga sensación a verde,

a flores con olor a fresia, a chocolates calientes, y yo sé que puedes,

estoy tejiendo las redes que buscan templadas al corazón alegre,

soy gitana de este mundo que vuelve y vuelve, maullando como gata,

pasiones que se encienden y eso me das tú que llegas y te pierdes,

en todas mis esperanzas y mi amor se estremece, querida paciencia,

Tú me enamoras y yo dejo a tus pies mi querida vida loca y verde!!!!!

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.