Ayeres

Amor,amor

Amor,amor

Después del amor, queda el amor
En el mar de los olvidos,
En la vela intermitente del recuerdo,
En un lugar del corazón,
En el bálsamo que llega como oleajes
encendidos de tus labios unidos a los mios.


Golpes de suspiros fueron los oasis
de tus besos.
Por un tiempo mi paz
enmigró a un mundo paralelo,
Entonces el día me sorprendía
con las manos vacías y guardé
las últimas monedas
para introducirme en tus sueños
coimeando a la noche con lunas heridas
y saciarme de tu boca.
Estrellas del cielo que enjugaban
mis "Te quiero" solitarios.


Corazón sin tiempo, fuí hacendada:
Primavera y otoño en tus jardínes
Presurosa a fusionar tu alma apasionada
a la mia enamorada

Bebíste, fuí fuente que de asombrarse
se quejaba en cada remo divino y sin pausa.
Hendidura caliente que
deshabitaba sus mieles temblorosas.

Bebí, bebí como la ternera después de
perdida, por su madre fue encontrada
y acurrucada de piel, buscando
la ubre encandilada,su sed saciaba.

Así quise amarte,iluminada de miedos
sin corazas, expresiva, pensativa.
Me voy sin tí pero contigo.
Desfogando el orgullo humillado,
que desemboca en la poderosa poesía
Porque jamás sabrás de mis silencios
Ni el corazón que aún late en estos versos...

Adiós, te he dejado ir dentro de mí.
De mi pecho alzas vuelo y se anida
el poema de tus ojos...


Entre la frontera que divide el odio y el amor:
Elijo el camino del corazón,
Me acompañan latidos alados
mensajeros del cielo dorado
dejando estelas y rastrojos.

Sentimientos sublimes
cuando se desmargarita al amor
o al inminente olvido...

Ayeres
7/9/20
Carmen Lucila Mejia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.