CAPITAN DAVIS

Dulce despedida

Amanece,
la ciudad duerme,
Un vagabundo camina,
mirada perdida,
camina entre adoquines
ignora su existencia,
su herida sangra
la ausencia de amor
amarro sus manos
su herida sangra,
Distante,
profunda como la muerte
el olvido es frágil,
como la última flor,
cayó en su ultima
morada y últimos versos,
su locura parece mágica.

Soltó los globos
un vuelo hacia las estrellas
un vuelo sin limites


Amanece,
la ciudad duerme,
Un vagabundo camina,
mirada perdida,
camina entre adoquines
ignora su existencia,
su herida sangra
la ausencia de amor
amarro su mano
su herida sangra,
Distante,
profunda como la muerte
el olvido es frágil,
como la primera flor,
cayó en su ultima
morada y último verso,
su locura parece mágica.

Soltó los globos
un vuelo hacia las estrellas
un vuelo sin limites

Comentarios1

  • taltamira

    me parece interesante logra transmitir su idea.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.